sábado, 30 de julio de 2011

Preguntas

Hoy ha sido el día de las preguntas. ¿Qué me hizo despertar aterrada? Una pesadilla, sin duda, pero que no he podido recordar. ¿Cómo puede dormir Guille después de todo el jaleo que he armado: levantarme, encender la luz, ir a la cocina por agua, volver, meterme en la cama y abrazarme a él?¿Demasiado escotado el vestido rojo para la fiesta sorpresa de Guille? ¿Qué pasaría si le arranco al señor que está sentado junto a la puerta trasera del autobús el auricular para saber qué está escuchando? (Debería estar socialmente aceptado, he incluso bien visto, que los extraños se interesaran por lo que escucha una). ¿Algo bueno en el libro de Nicholas Sparks? (En Nombre del Amor, lo leí porque me lo regaló mi suegra. Uf, malo incluso para Nicholas Sparks). ¿En serio piensa que son necesarios 100 bocadillos para 20 personas? Si Bk prepara un bocadillo en 22 segundos, ¿cuánto tardará en preparar 100? ¿36.6'? (un realidad fue una hora, interrupciones y no haber contabilizado que hay que abrir los sobre de embutido). ¿Será capaz de recordar mi rostro el amigo bombero de Guille? (Sólo me miraba las tetas). ¿Por qué la gente conoce a los pechos con tan diferentes nombres: petunias, margaritas, domingas, maracas...? (Después de irse la luz y quedarse todo el barrio a oscuras durante unos minutos) ¿Seremos parte de un átomo en un universo mucho más grande e finito?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada