domingo, 30 de octubre de 2011

Empanada

Aaaaaaaah, me hago vieja. Estoy empanda y aún queda la mitad de mi fin de semana. 

La noche del viernes lo pasé muy bien en el concierto de Les Luthiers. La actuación se me pasó muy rápida, me pareció corta, aunque empezó a las nueve y terminó a las once, sin descanso. Incluso Guille se rió con algunas actuaciones (y eso que estaba triste porque ha fallecido uno de los chicos de la asociación de la que es voluntario). 

El vuelo normal. Ahora salen desde el aeropuerto de Málaga. 

Los JYJ impresionantes (ellos). Del concierto, mejor no hablar... bueno, sí. No estoy preparada para ir a conciertos de este tipo (me enfurecen). No comprendo a quienes van para, en lugar de escuchar las canciones, tirarse todo el rato gritando como si estuviera poseída (pobre Guille, creo que era uno de los 20 tíos que había, entre miles y miles de chicas). Veinte tíos, contando a los componentes del grupo y los bailarines. Los gritos no me dejaron escuchar nada, los barridos intentando cantar unas canciones cuya letra no conocían (sobre todo las que cantadas en coreano, cantaron algunas en inglés), no me dejaron escuchar nada, los consoladores con bombillitas rojas en su interior balanceados al aire, no me dejaron ver nada, las cámaras alzadas para gravar lo que ocurría en el escenario, no me dejaron ver nada, los teléfonos alzados para sacar fotos, no me dejaron ver nada... al final lo que pude ver, fue en la pantalla gigante, y lo que pude escuchar, sólo fueron gritos... en fin (supongo que me hago vieja... o estoy acostumbrada a ser más razonable con las cosas que me gustan). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada