lunes, 24 de octubre de 2011

Como un elefante rosa volando

Cosas raras que le ocurre a gente que he conocido:

- La saliva de mi sobrina no sirve para pegar sellos. Algo en su composición hace que dé el lametón  y al cabo de pocos segundos, en cuanto la saliva se ha secado, plot, el sello cae (le ocurre siempre, con cualquier tipo de sello).

- A una compañera de clase del instituto le daba tanta dentera tocar el papel después de lavarse las manos que podías martirizar pidiéndole que firmara cualquier documento o que te buscara algo entre las páginas de un libro. Hasta que no pasaban una media hora o se pringaba las manos con crema, no volvía a la normalidad.

- La orina de compañera de piso durante la carrera era tan ácida que sólo podía utilizar bragas de color blanco. Las de color o estampadas terminaban desteñidas por culpa de su orina (lo malo es que tenía la pésima costumbre de coger la ropa interior de las demás cuando tenía posibilidades de "mojar".

- Una de mis cuñadas tiene sensaciones "fantasmas". Cuando menos se lo espera siente que le han puesto una llama en el trasero o que le cae agua sobre la pierna y la humedad se extiende, o que le están soplando en la nuca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada