miércoles, 3 de agosto de 2011

Vuelvo al Sur

Vuelvo al Sur y apenas he tenido tiempo de recobrar los recuerdos y las costumbres de esta casa. Pero a todo se acostumbra una. Es como si ya no tuviera casa, sólo una serie de habitaciones donde dormir. Me recuerda esta situación un poco a dos semanas que pasé durante la carrera. Doña Vomititos (ya ni siquiera recuerdo su nombre) se había apoderado del piso que teníamos alquilado entre cuatro compañeras, en la calle Pedro Antonio de Alarcón. Era un tía insoportable. Siempre creando polémica y problemas. Incluso era capaz de convertir en discusión un saludo. Cualquier comentario que se hiciera, por inocente que fuera, aunque no fuera dirigido a ella, lo toma como una afrenta. En una ocasión pidió permiso para invitar a su familia durante el fin de semana. Unas primas suyas que venían de Marruecos. Eso era algo normal y todas dijimos que sí. Las demás también lo habíamos hecho, con novios o amigos. ¿Qué podría ocurrir? El domingo y el lunes, cuando todas volvimos, nos quedamos perplejas. Sus primas no sólo no se habían ido aún, si no que había invadido nuestras habitaciones (algo con lo que éramos muy respetuosas las unas con las otras: nada de tocar lo que no era de una, y menos entrar sin permiso en los dormitorios). El domingo hubo tal bronca que los vecinos llamaron a la policía, pero ellos sólo nos pudieron aconsejar que pusiéramos una denuncia. Ese mismo domingo decidí dejar el piso. Recogí mis cosas y gorroneé un lugar donde dormir durante dos semanas. Dormía en cualquier parte, incluso en el pasillo del piso de unos compañeros o bajo la barra del bar donde trabajaba. En mi casa no dije nada por temor a que mis hermanos, que siempre han sido muy proteccionistas, se enfrentaran a doña Vómitos (era bulímica, por eso se ganó ese mote). Al final del mes cobré y mi madre me ingresó lo correspondiente al alquiler y pude buscarme otro piso. [Con lo mal que lo pasé a ratos durante la carrera, es increíble que recuerdo con cariño, hasta con ternura, aquella época]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada