lunes, 22 de agosto de 2011

Qué asco me doy

Puaaaaaag, he llegado a casa después de una hora y pico corriendo, aunque es una noche de temperatura suave, 21ºC, estoy empapada en sudor. Hasta me gotea el pelo plot, plot, plot, y siento gotas avariciosas recorriendo mi espalda hasta quedarse en la cintura de las bermudas. La barbilla, el cuello, entre los pechos... descienden las gotas y hacen cosquillas. La camiseta pesa el doble del sudor que la empapa. Es sudor recién derramado y aún no huele. Lo malo de la situación es que no me puedo duchar porque han cortado el agua del bloque por alguna avería. Lo estaban intentando arreglar cuando llegué; pero parece que la cosa va para largo. (Tengo 6 botellas de litro y medio de agua mineral Lanjarón... será un último recurso) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada