sábado, 15 de junio de 2013

Prohibido prohibir... segunda parte

Más cosas que no le gustan a Guille que haga (lo de prohibir es tal vez exagerado). Si hago algo que le desagrada, se limita a estar de morritos durante una media hora (no tiene la capacidad de enfadarse).

Montarme en las motos de mis hermanos con pantalón corto (esto parece un poco machista, pero tiene su explicación). Son motos de campo de gran cilindrada. Hace dos años me caí y una de mis piernas quedó como si la hubieran exfoliado con lija de grano gordo (¡ay!).

Salir a correr de madrugada durante los meses de invierno. Antes no le importaba, hasta que una noche me acompañó y comenzó a poner morritos. Los meses de verano no le importa. Acaba de levantarme el veto. Me burlo y le pregunto si es que piensa que los malos se dedican a abandonar el calor de sus casas para delinquir. Los malos -con la actual situación de crisis las reglas se rompen y hay muchas excepciones-, son malos principalmente porque es más cómodo quitar a otros lo que tienen que conseguirlo por medio de un trabajo regular que obliga a un horario y a recibir unas órdenes. Él, mi burla, aunque la reconoce como tal, la considera como palabras serias y asegura que los malos salen a todas horas pero que los buenos en una noche con -4º de temperatura se quedan en casa y si me pasara algo malo, tardarían una eternidad en socorrerme (la mente de Guille a veces es muy tortuosa). Aunque tiene razón: es muy raro encontrarse a alguien de madrugada por la calle durante el invierno: alguien que ha salido a buscar una medicina, parejas que alargan una discusión gritándose con susurros forzados... En verano la vida nocturna es más rica y variada. Muchas personas se aletargan durante las horas de más calor del día y por la noche viven. Me encanta esta época del año. Incluso correr es más placentero. No hay que ir envuelta en mallas, camisetas, leggins... tiene algo de onanista reconocer la suavidad de la parte interior de los muslos cuando se rozan uno contra el otro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada