miércoles, 28 de diciembre de 2011

Fanfarria

Guille me aconsejó que viera alguna película antigua que me hubiera gustado mucho y que tuviera en la memoria con cariño, después de quejarme por enésima vez de que la Navidad no se parecía ni remotamente a la que yo recordaba de la infancia, cuando estábamos deseando poner la TV porque siempre había algún estreno interesante. Me acordé de la saga de Indiana Jones. Me gustaba mucho. Mis hermanos me solían llevar al cine cuando las ponían. Casi siempre en el cine de verano. Me entusiasmaba la música y las historias las recordaba como trepidantes y divertidas.


Decepción. La historia no me pareció muy diferente a un juego para ordenador de primera o segunda generación, ni siquiera interactivo. Una sucesión de obstáculos que el protagonista debe salvar (poca emoción, nada de ternura en la historia de amor, algo de humor) y la música me pareció exactamente lo que es: fanfarria. 

Las comparo con algunas películas algo posteriores, pero no mucho, teniendo en cuenta la vida histórica del cine, y me parece que ha envejecido muy mal (o puede que sea únicamente problema de mi percepción y unos recuerdos distorsionados). La música, por ejemplo, la comparo con la de Eric Serra en las películas de Luc Beson 




Y la historia, incluso me parece mejor las de las películas de acción coreanas (cumbre del friki cine).




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada