martes, 10 de septiembre de 2013

Ya están aquí

Están aquí, han vuelto a la par que han desaparecido de ventanas y barandas de balcones los carteles de Se alquila. Algunos son los mismos que se fueron, otros son nuevos; todos con ilusiones renovadas, más de uno con pereza latente que se mostrará después de las primeras semanas de clase y los más mayores, impacientes por que nunca parece acabar lo que empezaron. Supongo que todos temerosos del futuro, tan llenos de nubarrones en estos momentos; aunque a esas edades aún se tiene fe en los cambios y la confianza de que todo avanza para mejorar. Me pregunto cuántos se habrán quedado en sus casas porque ya no quedan ahorros en la cuenta de los padres en paro y no han conseguido becas; o cuántos, siendo los mejores, tienen que seguir con la bandeja en las manos y el mandil alrededor de la cintura, que se pusieron como algo eventual a principio de verano para echar una mano en la economía de casa. ¿Cuántos buenos médicos, profesores, abogados, ingenieros... se habrá engullido las ganancias de los bancos -disfrazadas de crisis-? 

Aún quedan algunos por llegar, pero los estudiantes que han venido, ya se han apoderado de la ciudad, de la noche, de la tranquilidad ¡Y del buen gusto! Una tuna (aún existen) acaba de cantar una serenata a una chica de mi bloque. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada