viernes, 9 de septiembre de 2011

Crecimiento intensivo de los enanos en tiempo de crisis

Aunque las cosas me van bien, a mi alrededor, algunos días, parece que todo se derrumba, que se va al traste. Hoy se ha paralizado otra de las obras de las que me ocupo de la dirección facultativa porque la propiedad se ha quedado sin presupuesto y el banco le ha anulado el préstamo por falto de pago (estaba haciendo la vivienda con certificaciones). Ha quedado a deber un dineral a la constructora y ha dejado en paro a media docena de obreros, todos ellos con familia. El peor momento de todos. Cuando los niños comienzan el colegio y necesitan vestimenta y material escolar. ¡Qué frustrante! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada