viernes, 18 de noviembre de 2011

Un mundo aparte

A veces los temas que se escuchan por ahí son monotemáticos. Hoy escuché a tres personas quejarse de un programa que emiten en Telecinco. Trata sobre famosos y dura horas. A mi madre le gusta. En más de una ocasión me ha hablado de esos personajes que ella considera tan cercanos y he tardado en comprender que no me hablaba de alguno de mis primos o amigos de la familia. Comprendo que a mucha gente no le guste (a mí no me gusta, y no lo veo -en realidad no veo casi nada de tv-), lo que me cuesta más trabajo comprender es por qué exigen, enfurecidos, que lo quiten. Tiene mucha audiencia, a bastante gente le gusta, se emite en una televisión privada -no lo paga mis impuestos- y, por supuesto, nadie pone una pistola en la sien para obligarlo a ver. 

Hoy día se puede escoger qué ver, cuándo e incluso auto censurarse. Dependiendo de qué medios veas, la crisis es un bache o un precipicio, el alto al fuego de ETA es una buena noticia o es una vergonzosa bajada de pantalones del gobierno... Casi podemos vivir en Un Mundo Feliz, todo depende del cristal (tendencias políticas de los medios de comunicación) con que se mire 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada