lunes, 13 de octubre de 2014

Cosas perdidas - Dos

La memoria de mi tía. Fue a pasar unos días con sus nietos y nuera a Albacete. Durante unas horas se le desconectó el cerebro. No sabía cómo había llegado allí y deambuló casi toda la noche buscando la estación de tren para volver a su casa. Ha estado dos días en el hospital. Según ella (ya está completamente recuperada) es como si le hubieran hecho una entrevista personal a cada una de sus neuronas, por el montón de pruebas a las que ha estado sometida. No le han encontrado nada. Está perfectamente. Nadie se explica qué le pasó. Ella cree que se le fundió algún plomo al salir de su casa y encontrarse en un lugar desconocido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada