domingo, 5 de marzo de 2017

El tonto que vino del frío

Son divertidos mis compañeros del desayuno. Los parroquianos, como ellos mismos se llaman, del bar que tengo justo en frente de casa. A primera hora de la mañana vamos llegando, nos sentamos en los mismos lugares de siempre, a no ser que un no habitual haya invadido el espacio de alguien, y ese alguien debe buscar un nuevo sitio, sin invadir los asientos que, aunque vacíos, sabe que estarán ocupados en breve. No conocemos nuestros nombres, aunque nos vemos casi todas las mañanas. Yo antes era pitufo de jamón con té. Ahora soy la divorciada. Los dos señores de la manchada con media de tomate se han auto bautizado como Los Abuelos Cebolleta, aunque ninguno es abuelo ni viejo. Son ellos los que suelen pedir al camarero que conecte la televisión con la frase: A ver con qué majadería nos sorprende hoy el Bobo. Nadie pregunta quién es el Bobo. Ni siquiera los eventuales. 

Mi madre, que lleva media vida bregando con militares, dice: Dale un poquito de poder a un tonto y se creerá Dios. Obliga a la gente a hacer caso a ese tonto, y les hará la vida imposible. Por desgracia, mi madre conoce muy bien la jerarquía militar y se ha tenido que enfrentar a muchos de esos lerdos. 

Ahora mis parroquianos tienen la teoría de que Trump es un espía ruso, un topo que se infiltró tan bien que ha llegado a la Casa Blanca. La hipótesis de mis compañeros de desayuno tiene mucho más fundamento que algunas de las teorías de la conspiración del presidente estadounidense. Aseguran que el aspecto físico de Trump es más ruso que el del propio Putin o el de Gorbachov. Están convencidos que si lo desenroscan por la cintura, aparecerá otro Trump más pequeñito que a su vez esconderá otro más pequeño y otro y otro... Y que si le hacen un análisis de sangre descubrirán un puñado de glóbulos rojos nadando en vodka, lo que daría sentido a muchos de los sinsentidos que teclea en Twitter. 

Gracias a Trump empezamos el día con una sonrisa. Lástima que a menudo se nos congele en la cara al escuchar cosas como que piensa aumentar el gasto armamentístico un 10%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada