lunes, 22 de julio de 2013

Del desamor

¿Se puede amar a dos personas a la vez? Pere está convencido que sí, aunque su experiencia le debería haber enseñado todo lo contrario. Él y Ray, como quiere que lo llamemos ahora, se divorcian. Ray asegura que es por las largas separaciones, sólo están juntos seis meses al año. Pere dice que es culpa de una tercera persona. Por un momento, cuando lo comentó, temí que se refiriera a Guille. Al parecer Ray encontró quien ocupara el hueco que él dejaba en la cama (y en su anatomía); pero han sido ya tantas separaciones de amigos y familiares, que no suelo creer lo que los divorciados cuentan de sus exparejas. Sea como fuere, Pere aún ama a Ray y dice que no le importa compartirlo. ¿Es eso realmente amor? Yo jamás querría compartir a Guille con nadie. Pero, ¿podría dejar pasar un día y otro sin verlo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada