martes, 19 de abril de 2011

Volver a Málaga

A veces es bueno que no te puedan complacer (recibes todo un regalo). Hoy estoy en un hotel de la calle Molina Lario de Málaga. Pedí una habitación con vistas al puerto, pero, oh, fortuna, no les quedaba. Creo que he salido ganando... Esto es lo que veo desde mi ventana:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada